Liedtexte

Ein Spanier lernt deutsch! Aprendiendo Alemán

Ferienwohnung hier anbieten!

Ein Spanier lernt deutsch - Aprendiendo Alemàn

La lengua alemana es relativamente fàcil. Todos aquellos que conocen las lenguas derivadas  del latín, y estàn habituados a conjugar algunos verbos pueden aprenderla ràpidamente. Eso dicen los profesores de alemàn desde la primera lección. 

 

Para ilustrar cómo es de simple, vamos a estudiar un ejemplo en alemàn. 

Primero, tomamos un libro en alemàn, en este caso, un magnífico volumen, con tapa dura, publicado en Dortmund, y que trata de los usos y costumbres de los indios australianos Hotentotes (en alemàn, "Hottentotten"). 

 

Cuenta el libro que los canguros (Beutelratten) son capturados y colocados en jaulas (Kotter),cubiertas con una tela (Lattengitter), para protegerlos de la intemperie. Estas jaulas, en alemàn, se llamam "jaulas cubiertas con tela" (Lattengitterkotter), y cuando poseen en su interior un canguro, llamamos al conjunto "jaula cubierta de tela con canguro" (Lattengitterkotterbeutelratten). Un día los Hotentotes prendieron un asesino (Attentater), acusado de haber matado una madre (Mutter) hotentote (Hottentottenmutter), madre de un niño sordo y mudo (Stottertrottel).

 

Esta mujer, en alemàn, se llama Hottentottenstottertrottelmutter y a su asesino lo llamamos, fàcilmente, Hottentottenstottertrottelmutterattentater. Según el libro, los indios lo capturaron y, sin tener donde colocarlo, lo pusieron en una jaula de canguro (Beutelrattenlattengitterkotter). Pero,incidentalmente, elpreso escapó. Después que iniciaran una búsqueda, vieron aproximarse a un guerrero (Hotentote) gritando: ¡Capturamos un asesino! (Attentater).  ¿Cual? pergunta el jefe indígena.  

 

El Lattengitterkotterbeutelrattenattentater, comenta el guerrero. ¿Cómo? ¿El asesino que estaba en la jaula de canguros cubierta de tela?  dice el jefe de los Hotentotes.  Sí, responde a duras penas el indígena.

 

El Hottentottenstottertrottelmutterattentater (asesino de la madre del niño sordo y mudo).  ¡Ah, demonios!, dice el jefe. Podría haberlo dicho desde el comienzo, que habían capturado al Hottentotterstottertrottelmutterlattengitterkotterbeutelrattenattentater. 

 

Así, a través de este ejemplo, podemos ver que el alemàn es facilísimo y simplifica mucho las cosas. Basta un poco de interés.